10. Los filos de tu espada de la inversión

Después de ver las consecuencias de las deudas y los préstamos, vamos a ver de qué forma podemos usar una deuda en tu favor para invertir.

Cuando hay un préstamo hay dos personas implicadas, el que presta el dinero (el prestamista o acreedor) y el que se endeuda recibiendo el préstamo (el deudor). Si ser deudor es malo, es porque ser prestamista es bueno. Lo que uno pierde lo gana el otro. ¿Parece lógico no? Este concepto sencillo, es el que explota tu arma de la inversión. Invertir es prestar dinero a cambio de algo. Si tú prestas dinero, si inviertes, tienes muchos premios, y estás en el lado del ganador. Serás el rey de las finanzas, el bueno de las pelis que siempre gana.

presta_dinero
Presta tu dinero, es tu arma de la inversión, así serás un campeón

Mediante el arma secreta de la inversión, lo que te propongo es que cambies el “chip”, tú ya sabes que no debes pedir dinero prestado, al contrario, vas a ofrecer el poco dinero que tengas ahorrado, y se lo vas a prestar a los demás. En concreto, se lo vas a prestar a empresas que se dediquen a fabricar cosas que se vean necesarias ahora y en el futuro (electricidad, aeropuertos, comida, refrescos, ropa, etc.). Invirtiendo tu dinero de esta forma lo estas moviendo, estas poniendo a tu dinero a trabajar para ti, y estás regando el árbol del dinero. Esta es la única forma conocida de hacer crecer tu dinero de una forma predecible en el tiempo.

Cuando te digo que un filo de la espada consiste en comprar acciones, lo que estás haciendo es “prestar” tu dinero a los dirigentes y trabajadores de la empresa, a cambio de convertirte en el dueño de un trozo de la empresa que compras. Tú eres su jefe, aunque no tengas que ir a la fábrica para nada. Ellos trabajan para ti, y si les va bien el negocio, normalmente parte de sus beneficios te los darán a ti año tras año mientras tú sigas siendo el dueño de tus acciones.

En el otro filo de la espada de la inversión está la compra de deuda. ¿Qué nombre más raro, verdad? Significa que tú le prestas dinero a una empresa durante un cierto tiempo, y ellos tienen por tanto una deuda buena contigo. Como tú estás pasándoles tu dinero es como si estuvieses comprando algo, y lo que compras es deuda (su deuda). Ellos están en el lado negativo, y tú en el lado ganador, y por prestarles el dinero te tienen que dar un premio en forma de cupones (intereses que te pagan todos los años) y al finalizar el plazo del préstamo te devuelven el dinero original que les prestaste. Tú ganas todos los intereses acumulados.

Sí, ¡es un cambio radical! Nunca antes te lo habías planteado ¿verdad?. Pero te dirás:

“Con el poco dinero que tengo, ¿cómo voy a prestar mi dinero? Es tan poco que nadie lo querrá”.

Y seguro que también pensarás:

“Me surgen muchas dudas. No sé ni por dónde empezar. ¿A quién se lo presto? ¿Cómo busco a alguien que lo quiera? ¿Por dónde empiezo a invertir?”.

No te preocupes, es muy fácil, existen mercados (como el de la fruta, la verdura, etc.), que se llaman mercados de valores, o simplemente bolsa (es lo mismo), donde hay mucha gente y empresas deseando aceptar tu dinero y venderte acciones o deuda, y darte un interés por prestárselo. En próximas entradas  veremos con más detalle estos mercados.

Igual piensas que esto se está complicando mucho y te preguntas:

“¿No me vas a contar un método sencillo de invertir?”.

Sí, seguro, te lo voy a contar, y podrás ponerlo en práctica dentro de poco cuando te cuente la parte de inversión práctica, pero es bueno que cuando inviertas sepas lo que estás haciendo, es decir seas todo un sabio héroe de las finanzas.

heroe
Serás el héroe de las finanzas. Sabrás invertir tu dinero en empresas, hacer que trabaje para ti, creciendo y derrotando a la inflación.

Espero que te haya gustado la entrada. Si estás impaciente y quieres aprender a un mayor ritmo y ver los métodos sencillos de inversión que te propongo, te recuerdo que tienes a tu disposición nuestro libro con todos los contenidos listos para tu lectura.

Deja tus comentarios. Estaré encantado de contestarte.

Anuncios

2 thoughts on “10. Los filos de tu espada de la inversión

    • Hola Jose, Si la empresa quiebra como bien dices sales mal parado. Eso sin duda. A lo largo de las próximas entradas de la serie de capítulos del libro os iré contando como evitar ese tipo de problemas. Pero ya te adelanto que hay que diversificar, comprar indices y si compras directamente acciones centrarse en buenos negocios con buenos márgenes, rentabilidad y poca o nula deuda.
      Un saludo y gracias por comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s