Cómo dejar pagadas tus facturas para siempre

Sabemos que la inversión en bolsa para hacer crecer tu dinero, o para que esta trabaje para ti dándote unas rentas periódicas, es una labor de muy largo plazo. Si además te planteas el objetivo de conseguir tu independencia financiera (como explicábamos aquí), la labor es aún más larga, pesada, e incluso aburrida. Esto hace que a mucha gente no le resulte atractivo invertir, pues no verán de forma inmediata un beneficio, y por tanto desecharán este camino poniendo diversas excusas: <<no merece la pena>>, <<yo no ahorro ni puedo>>, <<hay que vivir el presente>>, <<eso es para gente que gana mucho>>, <<es complicado invertir>>, <<no me gusta el riesgo>>, etc..

Creo que una forma de ver cómo podemos obtener un beneficio de forma inmediata invirtiendo, es “vender” a nuestros allegados la idea de que puedes dejar tus facturas pagadas para toda la vida. ¿A quién no le resultaría atractivo poder decir: <<A partir de ahora ya no tengo que trabajar para pagar mis recibos>>? Por ejemplo no tener que preocuparse por pagar nunca más el seguro de la casa, el del coche, la tarifa de internet, el recibo de la luz, o el alquiler.

facturas

Un enfoque de inversión orientado a dejar pagadas estas facturas para siempre, creo que convierte la inversión a muy largo plazo en algo más atractivo por tener una recompensa inmediata a corto plazo. Esto puede ser una herramienta especialmente útil que podemos usar con personas sin demasiada cultura financiera a las que estimemos o que nos importen, y así conseguir que vean la inversión con mejores ojos, animándoles a invertir. Veamos cómo creo que lo podemos enfocar.

Sigue leyendo